Cientificos de Nueva Jersey encuentran una posible solución al autismo

Mar, 15/04/2008 - 18:40

Un equipo de los científicos de Nueva Jersey cree haber encontrado maneras de detectar los factores de riesgo biológicos para el autismo a través de simples análisis de sangre y orina, un descubrimiento que podría conducir a innovador tratamiento médico para el desorden.

El equipo de 16 científicos, seleccionados de los campos de la universidad de medicina y odontología de Nueva Jersey, en su informe muestran el resultado de más de dos años del estudio en cómo el cuerpo analiza los ácidos grasos, podría ser una brecha para lo que actualmente es el desorden del desarrollo de mayor crecimiento en la nación, sin causa consabida o cura.
Los investigadores de UMDNJ dicen que han encontrado que los niños con autismo no pueden metabolizar los ácidos grasos dominantes que ayudan al cuerpo a luchar contra la inflamación que causa daño al cerebro y a otros órganos.

“Es una historia emocionante que se está revelando” dijo George Lambert, coordinador del equipo de investigación de 15 miembros.
El tratamiento potencial, dicen los miembros del equipo, es una clase de “cóctel terapéutico” adaptado a cada niño, que les daría una dosis del ácido graso “bueno” que ellos no pueden producir por su cuenta propia. El miembro del equipo de UMDNJ-Stratford Bernd Spur, creó el proceso químico para replegar uno de esos ácidos grasos buenos.
“El proceso regular no trabaja (en el cuerpo), así que lo eludimos” dijo el químico Spur.
Actualmente, la única manera de diagnosticar autismo es por un asesoramiento clínico de los síntomas, que incluyen dificultad con la comunicación e interacción social, así como comportamientos e intereses obsesivos. Nueva Jersey tiene una alta incidencia del desorden, afectando a 1 por cada 94 niños en el estado, comparado con 1 en 150 en los Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de la Enfermedad – Centers for Disease Control and Prevention.(CDC).

Los investigadores dicen que en futuro el riesgo incidencia del autismo se podría medir con un simple análisis de orina que buscaría altos niveles de moléculas grasas “malas” , o un análisis de sangre que podría revelar problemas genéticos, incluyendo la ausencia de un gen dominante, llamó a GSTM1, que es responsable de metabolizar las grasas buenas. Mucha gente con autismo no tiene este gen.
Xue Ming, neurólogo y director y fundador del Centro de Autismo en UMNDJ-Newark, descubrió que los niños con autismo tienen niveles más altos de moléculas grasas malas en su orina que los niños típicos.
Nadie entiende porqué tantos niños con autismo tienen tales diferencias metabólicas, pero Ming sugirió que esto puede ser causado por una interacción entre los genes y el medio ambiente. Puede ser que al tener menos de estas grasas dominantes reduzca la capacidad del cuerpo de manejar apropiadamente el estrés ambiental y metabólico.
Desde los años 90, los científicos son conscientes el potencial para que los buenos ácidos grasos traten enfermedades inflamatorias tales como la enfermedad de Crohn, colitis ulcerativa, incluso asma y Alzheimer.
Ese potencial ha estimulado un frenesí de la investigación en los lípidos, los compuestos grasos que incluyen los ácidos grasos. Los estudios en la Universidad de Pennsylvania y de la Universidad de Vanderbilt han confirmado los resultados del grupo de Nuevo-Jersey, dijo Spur.
En la universidad de Harvard, los investigadores están trabajando en los tratamientos para el asma y la enfermedad periodontal, mientras que los investigadores en la Universidad Estatal de Luisiana se están centrando en paro cardiaco.

Los miembros del equipo han estado reuniendo cada semana durante más de dos años datos para discutir los resultados de sus experimentos. Incluyendo a Lambert, toxicólogo pediátrico que mira hacia el impacto del medio ambiente en los niños; Spur, el químico que replegó el ácido graso en el laboratorio; el neurólogo William Johnson, que asoció el gen que falta al autismo; y Ming, neurólogo que hizo pruebas de laboratorio para la presencia de lípidos malos en niños.
Hasta ahora, los científicos han obtenido seis patentes para su investigación y en breve se reuniran con miembros de la Administración de Drogas y Alimentos – Food and Drug Administration (FDA) para discutir los requisitos para producir y probar sus sustancias.
“Los problemas metabólicos en el autismo no están wuficientemente investigados” dijo Sophia Colamarino, director científico para Cure el Autismo Ahora – Cure Autism Now, a un importante grupo de abogacía e investigación en Los Ángeles. “Es un área muy excitante. Y todo apunta a que sta es la línea corecta de investigación“
Los científicos de Nueva Jersey son cautelosos, sin embargo, sobre sus resultados preliminares, y (pull)advierten a familias que no cuenten con una curación milagrosa(/pull). Las pruebas en seres humanos, dicen, podrían tomar algunos años.
Mientras tanto, los investigadores están preparando un estudio preliminar a comenzar en Septiembre. Lambert espera trabajar con niños de 5 a 7 años de edad en el Centro de Discapacidades del Desarrollo Douglass – Douglass Developmental Disabilities Center en New Brunswick, una escuela para los niños con autismo funcionado bajo la Universidad de Rutgers.
Lambert administrará a los niños con dosis de ácidos grasos buenos para ver si tienen algún efecto notable en los estados cognoscitivos, sociales y del comportamiento de los niños. El estudio utilizará un grupo control de estudiantes similares.
“Nueva Jersey es el lugar perfecto para hacer esto,” dijo Lambert, director del centro financiado por la EPA para Neuro-toxicología. “tenemos una alta incidencia (del autismo), una larga historia de activismo y una comunidad fuerte.”

Domingo, Febrero 18, 2007
Por PEGGY O’CROWLEY
Star-Ledger Staff


Extraído de http://autismodiario.org/2007/02/25/cientificos-de-nueva-jersey-encuentran-una-posible-clave-al-autismo/