Niño se cura del autismo al dejar lácteos y gluten

Sáb, 09/01/2016 - 17:10

Las tasas de autismo globales están aumentando y muchos están empezando a hacer preguntas sobre la mejor manera de tratar o remediar los síntomas para mejorar la calidad de vida en general. En un caso concreto, un joven con el nombre de Ethan Fox comenzó a mostrar fuertes signos de recuperación de autismo cuando se cambió su dieta para no incluir gluten y los productos lácteos. Los padres de Ethan actuaron con el asesoramiento del Dr. Kenneth Bock, que es un especialista en autismo y autor de "Sanando las nuevas epidemias infantiles. Autismo, ADHD, asma y alergias." Se cree que el cambio de la dieta de un niño autista al no incluir gluten y los productos lácteos puede ayudar a 60% de los niños con autismo.

Hay mucha preocupación de que el aumento en el autismo está directamente relacionado con el aumento de las vacunas desde la década de 1990. Aunque esta teoría se ha desmentido en varias ocasiones por los servicios ordinarios de salud, muchos estudios independientes confirman el vínculo, lo que sugiere que la integración de la salud tiene un beneficio personal en la continuación de sus prácticas. Muchos investigadores en el campo creen firmemente el horario actual vacuna no es segura y los profesionales de la salud están haciendo la vista gorda a los resultados reales y los hechos. Muchos argumentos en contra del enfoque convencional de esta investigación es que no se han estudiado adecuadamente ni probada la relación entre el autismo y las vacunas, por lo que están dibujando irresponsablemente conclusiones.

El autismo en los EE.UU. ha aumentado en más de 2.700 por ciento desde 1991. Fue en ese momento que las vacunas para los niños se duplicaron, y aún hoy en día todavía vemos un aumento en el número de inmunizaciones. Antes de 1991, 1 de cada 2.500 niños fueron diagnosticados con autismo, mientras que ahora 1 de cada 91 niños son diagnosticados. Aunque la investigación por el epidemiólogo Tom Verstraeten y el Dr. Richard Johnston, inmunólogo y pediatra de la Universidad de Colorado, en tanto determina que el timerosal fue responsable del repentino aumento de casos de autismo, sus hallazgos fueron despedidos rápidamente por el CDC.

Nuevas investigaciones sobre la relación entre una dieta libre de gluten que tiene resultados positivos para los niños autistas es fomentado por el estudio se centró exclusivamente en el tratamiento dietético de niños con autismo. He incluido un enlace al estudio de las fuentes, a continuación es un extracto del resumen del estudio.

"Se presenta la historia de un niño con autismo y epilepsia que, después de la respuesta limitada a otras intervenciones que siguieron a su regresión sobre el autismo, fue colocado en una dieta libre de caseína libre de gluten, tras lo cual mostró una marcada mejoría en los síntomas autistas y médicos . Posteriormente, tras la aparición de la pubertad convulsiones y después de no lograr el control convulsión farmacológicamente fue avanzado a una dieta cetogénica que se adapta a continuar con el régimen libre de gluten, caseína-libre ".

Al indagar sobre este artículo recibido, encuentro grupos de ayuda y padres con niños autistas cuentan la exitosa manera en que rescataron a sus pequeños del autismo, aunque no en el 100% de los casos. Las observaciones, investigaciones y evidencias varias datan desde el año 2,000, siendo invetigadores principales entre otros no menos importantes los Doctores Paul Shattock , Dr Karl Reichelt. Es recomendable que la dieta sea guiada por un profesional previos controles de laboratorio para determinar si existen exceso de péptidos.

Robert Cade, MD, investigador de la Florida USA. y sus colegas han identificado una proteína de la leche, casomorfina, como la causa probable del trastorno por déficit de atención y autismo. Ellos encontraron beta-casomorfina-7 en altas concentraciones en la sangre y la orina de pacientes con diagnostico de esquizofrenia y autismo. (Autism, 1999, 3) (Autismo, 1999, 3)

El ochenta por ciento de proteína de leche de vaca es caseína. Se ha documentado que la caseína se descompone en el estómago para producir una casomorphine péptido, un opiáceo. Otro investigador observó que casomorfina agrava los síntomas del autismo. (Panksepp, J. Trends in Neuroscience, 1979, 2) (Panksepp, J. Tendencias en Neurociencias, 1979, 2). Un tercer científico producido halla evidencia de niveles elevados de sustancias como la endorfina en el líquido cerebro-espinal de las personas con autismo. (Gillberg, C. (1988) Aspects of Autism: Biological Research Gaskell:London, pp. 31-37) (Gillberg, C. (1988) Aspectos de Autismo: Gaskell Investigaciones Biológicas: Londres, pp 31-37)

La Unidad de Investigación de Autismo de la Facultad de Ciencias de la Salud refiere la siguiente información en su página web:

"Las cantidades de estos compuestos, tal como se encuentra en la orina, son demasiado elevados para ser de origen del sistema nervioso central. Las cantidades son tales que sólo puede haber sido derivado de la descomposición incompleta de ciertos alimentos."

La terapia nutricional sin gluten y sin caseína se basa en varios estudios realizados por médicos y científicos como los Drs. F.C. Dohan, Karl Reichelt, Paul Shattock y Robert Cade. Estos estudios han encontrado la existencia de niveles elevados de péptidos de las proteínas de la caseína y el gluten, en muchas personas con autismo.

Para la mayoría de las personas, la digestión de las proteínas (proceso que las convierte en partículas mas pequeñas llamadas péptidos, y posteriormente en aminoácidos) es un proceso normal. Sin embargo, se ha encontrado que muchas personas con autismo tienen dificultad en digerir adecuadamente algunas proteínas, permitiendo que entren en la sangre en forma de péptidos. La razón de esta mala digestión suele ser una falta de enzimas que ayudan a la digestión, y una permeabilidad exagerada del intestino es lo que facilita que penetren en el torrente sanguíneo.

El gluten se encuentra en el trigo, centeno, cebada, avena, espelta y malta, y la caseína en la leche de vaca, oveja, cabra y derivados de éstos como yogurt, mantequilla, helado, queso...

En el caso de proteínas como el gluten y la caseína, algunos de los compuestos que entran en el torrente sanguíneo y cruzan la barrera hemato-cefálica tienen propiedades opiodes. Estos péptidos reaccionan con los receptores opioides del cerebro causando efectos similares a los que provocan las drogas opiaceas como la heroína y la morfina. Los péptidos procedentes del gluten se llaman gliadinomorfina y los de la caseína casomorfina.

Se ha observado que estos componentes reaccionan en ciertas áreas del cerebro tales como los lóbulos temporales que participan en los procesos de integración del lenguaje y la audición. La eliminación del gluten y la caseína de la dieta de muchos niños y adultos autistas ha dado resultados muy positivos. Incluso, en algunos casos, se ha logrado la normalización completa del niño al combinar terapias nutricionales con terapias educacionales efectivas.

Es recomendable antes de iniciar esta dieta, realizar un análisis de orina que permita determinar si existe o no un exceso de péptidos. En caso que se decidiera realizar la dieta, los expertos recomiendan eliminar primero la caseína y después de unas seis semanas retirar los alimentos con gluten. Es fundamental saber que si se eliminan los productos lácteos habrá que asegurarse que el niño ingiera la cantidad necesaria de calcio para evitar carencias.

Conoces o sabes de alguna persona o niños con autismo? Es posible que esta información les permita recordar el momento y circunstancias en que inicio el cambio de comportamiento, cuantos padres nos refieren "Era normal..empezo a aislarse...no sabemos...." Tal como describe la madre de Miles su caso, una de tantas historias con resultados positivos a la dieta sin glutén sin leche de vaca.

 

Extraído de http://es.sott.net/article/22409-Nino-se-cura-del-autismo-al-dejar-lacteos-y-gluten