Noruega reconoce que su salmón puede ser peligroso para la salud

Jue, 08/10/2015 - 07:56

“Mujeres embarazadas y jóvenes,no coman salmón más de dos veces por semana”

 

Esta es la nueva recomendación del gobierno noruego, forzado de reconocer - tarde - que este pescado está lleno de productos tóxicos. Al gobierno le gustaría sobre todo que la noticia no atravesara la frontera. Pensemos: Noruega produjo en 2012 el 60 % de la producción mundial de salmón atlántico, el país produjo cerca de 1,2 millón de tonelada de este pescado. Los 29 mil millones de dólares anuales generados por las exportaciones de este sector clave de la economía podrían verse gravemente disminuidos.

 

En 2011, Rue89 ya había alertado sobre este tema, y encontrado asombroso que el Ministerio de la Salud recomiende comer pescados grasos dos - tres veces por semana a causa de sus numerosas supuestas virtudes  para la salud (son buenos para el corazón, la circulación y combaten ciertas enfermedades inflamatorias, incluso ciertos cánceres). ¿Es entonces razonable comer tantos pescados alimentados con piensos animales, con antibióticos y hasta con plaguicidas? La farmacóloga Claudette Béthune, que trabajó para el organismo noruego de seguridad alimentaria (Nifes), claramente había resuelto que: " la presencia de contaminantes tales como las dioxinas y el PCB en el salmón genera un riesgo de cáncer, que, para las personas jóvenes, sobrepasa los beneficios esperados del salmón sobre la salud”.

 

Contaminantes orgánicos existentes en el salmón:

 

Solo debido a una gran presión popular,  las autoridades sanitarias acabaron por reconocer que habían crecido demasiado el consumo. La alerta lanzada por el periódico VG es muy clara: " los médicos llaman a no comer a salmón de acuicultura. " El periódico entrevista un equipo independiente del laboratorio de bioquímica de Bergen, que considera que este pescado es peligroso para los niños, los adolescentes y las mujeres embarazadas debido a los contaminantes orgánicos persistentes que contiene. Por precaución, estos grupos de población no deberían consumirlo.

 

La Dra. Anne-Lise Bjorke Monsen, miembro de este laboratorio, precisa: " los contaminantes encontrados en el salmón de acuicultura tienen una mala influencia sobre el desarrollo del cerebro, y son asociados con autismo, con hiperactividad. Sabemos también que pueden tener un efecto negativo sobre las defensas (sistema inmunitario), sobre el sistema hormonal y el metabolismo. Se transmiten también por lactancia. Si se necesita omega 3 provenientes del pescado, la caballa y el arenque están muy bien. "Por añadidura, el toxicólogo Jérôme Ruzzin ha presentado un estudio, en ratones que consumieron exclusivamente  salmón de acuicultura durante ocho semanas y  desarrollaron obesidad y diabetes de tipo 2.

 

Opiniones no escuchadas

 

Frente a esta serie de revelaciones , las autoridades han sido obligadas a revisar su discurso con urgencia. Cuatro días después de los artículos de VG, ampliamente respaldados por el resto de la prensa, el ministro de la Salud ordenó que fueran revisados de nuevo los consejos de salud que concernían al salmón de acuicultura. Era el momento. Rusia había parado toda la importación de salmón noruego en 2006 e investigadores americanos ya habían prevenido que había que comer salmón noruego de acuicultura no más de tres veces al año.

 

En Noruega, lamenta el periódico Dagbladet, el Comité científico para la seguridad alimentaria había recomendado en 2006 no hacer más de dos comidas a la semana que contenían pescado graso. Pero la agencia noruega de la Salud jamás había seguido estas recomendaciones. Los noruegos habrían podido evitar durante todos estos años ser víctimas de un mensaje erróneo: " hay que comer por lo menos dos comidas a la semana que contienen pez graso ".

 

¿Y las exportaciones?

 

Si esta noticia pudiera no atravesar las fronteras, esto haría feliz las autoridades. El organismo de promoción de los productos del mar de Noruega no comunicó el cambio de recomendación. En un artículo titulado " Vendedor de salmón noruego: como si nada hubiera pasado ", Dagbladet revela que el Centro de los productos del mar de Noruega, y el ministro de pesca no pensaban informar a los consumidores en el extranjero. " Son las recomendaciones de cada país que cuentan ", precisa Christian Chramer, director de la comunicación de este organismo. La web francesa de los Productos del mar de Noruega acaba de integrar la nueva recomendación de consumo. Pero, entrevistada por Rue89, la directora del Centro de los productos del mar de Noruega en Francia minimiza el cambio de recomendación:

 

"La recomendación precedente es en definitiva la misma que hoy, la versión actualizada es solamente más precisa y se refiere a jóvenes  y a mujeres embarazadas. La Dirección noruega de la salud precisa en la misma publicación que lo más importa es el hecho de que la población, incluidas las jóvenes  y las mujeres embarazadas, no consume bastante pescado. Es explicado claramente:  para las mujeres embarazadas, la vitamina D, la vitamina B12, omega 3, el yodo y el selenio contenidos en los pescados grandes son particularmente benéficos. "A la industria del salmón y a los poderes públicos decididamenteles duele ponerse a discutir y harán todo para proteger sus negocios tanto tiempo como posible”.

 

Extraído de http://rue89.nouvelobs.com/rue89-planete/2013/06/19/norvege-reconnait-saumon-peut-etre-dangereux-sante-243465